Angelica Araujo hace aclaraciones al Senador Ernesto Cordero Arroyo

En relación a las declaraciones del Senador Ernesto Cordero Arroyo, integrante del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional en el Senado de la República, quien junto con otros personajes locales de su partido hizo referencia a una denuncia presentada por el apoderado legal del Ayuntamiento de Mérida en contra de la administración anterior, me permito hacer las siguientes declaraciones:

Considero que es lamentable que con el propósito de ganar simpatías hacia el interior del PAN, el Senador Cordero base su estrategia en la descalificación de militantes de otro partido, en este caso hacia mi persona, sin tener un conocimiento del tema, en lugar de tratar asuntos internos de su dividido instituto político.

Además de exhibirse como un oportunista e intentar abanderar una causa infundada de los panistas yucatecos, mi compañero Senador parece olvidar que carece de legitimidad para hablar de un posible desvío de recursos, cuando, él, no solo fue acusado sino, inclusive, fue encontrado responsable de haber utilizado de forma discrecional y para su provecho personal, el presupuesto asignado a la fracción panista del Senado.

¿No recordará que como coordinador del PAN en la Cámara Alta, utilizó recursos públicos para comprar joyas, botellas de ron, artículos de lujo de la marca Louis Vuitton y hasta chicles? Los medios nacionales dieron cuenta de que la coordinación parlamentaria de Cordero echó mano del dinero de la fracción panista para pagar artículos que van desde orquídeas de mil 800 pesos hasta botellas de champú para evitar la caída del cabello.

Me parece un contrasentido, de su parte que hable de retroceso democrático cuando él, como coordinador, de su bancada se opuso a trasparentar el uso de los recursos que tuvo a su disposición, a pesar de la solicitud reiterada de los senadores panistas, tal vez por ello lo cesaron de manera fulminante de su puesto por la dirigencia de su Partido.

En cuanto al tema de la denuncia reitero estar atenta a cualquier llamado de la autoridad al respecto, como siempre lo he manifestado, para la aclaración de cualquier infundio proveniente de la campaña de descalificación de los miembros del PAN.

Sostengo y he demostrado que estoy en la mejor disposición de acudir a las instancias correspondientes para cualquier aclaración de mi actuación como Presidenta Municipal, del primero de agosto de 2010 al 19 de enero de 2012 tiempo que duró mi gestión.

468 ad