La Vision de Caronte

Yucatannews La Visión de Caronte

LA VISIÓN DE CARONTE

Posted by on Feb 19, 2018 in LA VISIÓN DE CARONTE | 0 comments

LA VISIÓN DE CARONTE Las cifras alegres… Por Miguel II Hernández Madero   En tiempos electorales las encuestas son un arma bastante utilizada para influir en la gente, aunque sean engañosas y manipuladas; es decir, no tienen la verdad absoluta y son fácilmente enfocadas en una u otra dirección, pero lo más grave es que mucha  gente lo cree. Las encuestas construyen lo que el público debe conocer y debe creer; forma parte de un proceso mediático para manipular la opinión pública y pese a que son las mismas fórmulas implementadas desde hace décadas, aún siguen funcionando en determinados sectores. Pero también hay otras encuestas y campañas que son tan mal manejadas que generan rechazo cuando en realidad lo que se quiere es la aceptación mayoritaria. ¿A qué nos referimos con “cifras alegres”? Es cosa de números. Se podría por decir por ejemplo que el candidato del partido del arcoíris tiene el 25 por ciento de la preferencia del voto, contra el 20 del candidato del partido tornasol y el 15 del abanderado del partido de la escarcha (por decir ejemplos). Eso se manejaría señalando que el aspirante del arcoíris es el virtual ganador porque “la mayoría va a votar por él”. ¿Se les hace conocido? Pero fijémonos bien: 25 + 20 + 15 = 60, queda un 40 por ciento que no se ha decidido. Pero además el 25 por ciento, implica que el 75 por ciento no está convencido de la propuesta del arcoíris, eso implica que NO cuenta con la mayoría y es una minoría la que está por decidir aparentemente, pues no olvidemos al fantasma de quienes se decidirán a última hora. Manejar esas cifras alegres es pesar de optimismo, en el mejor de los casos, concediendo que no hay dolo en ello; pero frecuentemente es el empleo descarado de tácticas de manipulación, sabiendo que con un poco de maquillaje cualquier gavilán pueden pasar por una encantadora paloma. Lo mismo puede aplicarse en los sondeos para medir popularidad de funcionarios. En vez de realizar esos estudios a población abierta, se recurre a escenarios controlados, en sectores donde se sabe de antemano que hay alguna condicionante que establezca un tipo de compromiso moral. Por ello, si el presidente de la Cofradía del Shek  tradicional (nuevamente nombres de ejemplo para no herir susceptibilidades) reparte jícamas y se distribuyen posters con su fotografía, cuando tiempo después se haga la encuesta y se pregunta si lo reconocen, la respuesta va a ser afirmativa. Igualmente al preguntar de manera directa si les ha dado algún apoyo, la respuesta mayoritaria sería sí; las demás preguntas irían enfocadas a establecer qué tanto lo conocen y si han tenido algún contacto con él. Al final la encuesta dirá que está bien posicionado, o que es el “Número 1, ¡el mejor calificado!”, todo como fruto de la propaganda. Desafortunadamente aún hay mucha gente que le da credibilidad a esas encuestas de cifras alegres, o fingen creerlas. Eso no quiere decir que todas las encuestas sean malas, hay unas enfocadas a dimensionar los problemas sociales, por ejemplo, pero es harina de otro costal. Esperemos que esa manipulación de cifras no pese en las elecciones de este año y que la gente salga a votar. Hasta la...

read more

LA VISIÓN DE CARONTE

Posted by on Feb 12, 2018 in LA VISIÓN DE CARONTE | 0 comments

LA VISIÓN DE CARONTE El negocio del transporte… Por Miguel II Hernández Madero   El transporte público de pasajeros en la ciudad de Mérida representa en promedio casi el 37 por ciento del salario mínimo, tomando en consideración que una persona requiera pagar cuatro pasajes al día para ir y regresar a su trabajo o centro de estudios; esto implica que dispondrá de 56 pesos al día para comer,  o lo que es lo mismo, menos de 19 pesos para cada una de las tres comidas cotidianas. Actualmente la tarifa de transporte en Mérida es de ocho pesos, los permisionarios solicitaron un incremento a 13 pesos en general y una adecuación a la llamada tarifa social, que actualmente es de tres pesos. En descargo dicen que se mantendrá el transporte gratuito a las personas con discapacidad, lo cual suena muy bien pero es vox populi que muchos choferes cuando les hace la parada una persona en esta situación de vulnerabilidad, simplemente pasan de largo, no se dignan a darles el servicio. El Gobierno del Estado desde la administración de Ivonne Ortega Pacheco otorga un subsidio a los transportistas. En sus orígenes ese apoyo estaba condicionado a una mejora substancial en el servicio, tanto en el aspecto de las condiciones de las unidades, como en la capacitación del personal y en el trato dado a los usuarios, pero seguimos viendo unidades c0n asientos rotos, pisos picados, y con choferes discutiendo y regañando a su pasaje, aunque en honor a la verdad, también hay operadores quienes se comportan de manera cortés y servicial. Difícilmente en tiempos electorales el gobierno estatal se aviente el paquete de autorizar ese aumento…, pero deberán dar una respuesta como parte del juego que aceptaron jugar cuando asumieron la responsabilidad de regular el transporte urbano en la ciudad, que antes estaba en manos de la administración municipal. La respuesta vendría después del proceso electoral y sería afirmativa. El pasaje tendrá un incremento, eso no debe dudarse, la pregunta es a cuánto ascenderá ese aumento. Si gana el abanderado priísta, el aumento llegará porque ya no hay en riesgo nada, los resultados no serían reversibles. Por cierto, el candidato del PRI, Mauricio Sahuí Rivero fue el primer Director Estatal del Transporte, nombrado por Ivonne Ortega, antes que por la misma vía llegara a la presidencia del PRI estatal. En el otro escenario sería que perdiera el PRI y el aumento sería aprobado, quizá en mayor proporción a la del escenario anterior, porque ya nada tendrían que perder y sí dejarían una papa muy caliente a la próxima administración, lo más probable emanada del PAN. En ambos casos el aumento lo tendríamos quienes habitamos en Mérida, en el segundo semestre del presente año. ¿Qué tan prudente es? Si los estudios socioeconómicos atendieran un panorama más real, se darían cuenta que casi el 50 por ciento de los meridanos o que se desplazan en la ciudad, viven con salario mínimo o un poquito más. El resto, quienes tienen más de ese ingreso, tienen algún tipo de vehículo con qué desplazarse. Pero visto de esa manera es simplificar el problema. Cierto, en Yucatán se goza de uno de los menores índices de desempleo en el país, pero irónicamente, también es una entidad con los menores índices de salarios a nivel nacional. O...

read more

LA VISIÓN DE CARONTE

Posted by on Feb 6, 2018 in LA VISIÓN DE CARONTE | 0 comments

LA VISIÓN DE CARONTE Se alista el escenario Por Miguel II Hernández Madero Los partidos políticos en Yucatán definieron sus candidatos y además empiezan a medir fuerzas a través de propaganda más negra que la más oscura de las noches sin luna; con matices de discursos triunfalistas y el empleo de las redes sociales para socavar la reputación del contrario, en vez de aprovecharlo para difundir sus propuestas. Como pasa frecuentemente, los demás partidos esperaron a que el PRI hiciera sus designaciones para hacer lo propio, nutriéndose con la inconformidad dejada en ese llamado “proceso de selección interna” y que dejará como resultado el voto dividido en el mejor de los casos, o de plano un voto de castigo en el peor de los escenarios. ¿Ahora qué sigue? Sencillamente se pasará a la segunda etapa de las campañas, sin el disfraz de “precampañas”, que realmente es un proceso proselitista en busca del voto, con eventos públicos, abiertos y masivos, cuando buenamente las condiciones se dan. El decir que son eventos dirigidos a la militancia, es una garrafal mentira; se emiten spots, se colocan pancartas y se mandan mensajes de abierto corte electoral, que ve toda la gente. Tenemos una campaña en marcha, fuera de tiempo, amparándose en eufemismos, con giros legales que incluso simulan abrir el proceso democrático con la figura de candidatos independientes, quienes de entrada están en desventaja, únicamente podrán dirigirse a la población abierta hasta marzo, mientras que aquellos postulados por un partido se están moviendo desde diciembre y en algunos casos, desde antes. Pero los partidos han desaprovechados esas ventajas. En Yucatán, tanto el PAN como el PRI se han ido fragmentando y la izquierda…, bueno, esa siempre ha tenido poca presencia. Los blanquiazules están exhibiendo los mismos problemas que tuvieron cuando no pudieron refrendar su triunfo en la gubernatura y Patricio Patrón Laviada tuvo que entregarle el poder a Ivonne Ortega Pacheco, hija de una prima de Víctor Cervera Pacheco. Esa misma división les llevó a perder la alcaldía de Mérida cuando Angélica Araujo con todo el apoyo ivonnista, fue electa Presidenta Municipal, pero su administración cerró mal y Renán Barrera recuperó en ese entonces la capital para los panistas, triunfo que ahora quiere repetir frente a Víctor Caballero Durán. Los priístas por su parte tras meses de desgaste de dos personajes como Francisco Torres y Jorge Carlos Ramírez Marín, quienes lograron posicionar su imagen, ambos fueron enviados al banco de reservas, pues para la alcaldía en un giro de último minuto se nominó a Víctor Caballero. Previamente ya se había “sentado” a Ramírez Marín en sus aspiraciones a la gubernatura del Estado, prefiriendo enviar a Mauricio Sahuí Rivero. Pero esto podría poner en evidencia a ambos abanderados tricolores. En el caso de la alcaldía meridana, Francisco Torres será una molesta sombra para Caballero Durán, a quien invariablemente compararán y le recordarán algunos aspectos que desea se olviden. El decir que como ex secretario de Educación tiene el apoyo del magisterio es algo vano. Siendo realistas, los docentes en nómina estatal, apoyan y apoyarán a quien firme sus cheques, no importa el nombre, eso implica que una vez fuera del cargo, deja de tener ese apoyo “incondicional”. ¿Y qué pasará con la figura del candidato al gobierno estatal? Habrá dos campañas que recorrerán la...

read more

LA VISIÓN DE CARONTE

Posted by on Ene 30, 2018 in LA VISIÓN DE CARONTE | 0 comments

LA VISIÓN DE CARONTE Carnaval político… Por Miguel II Hernández Madero   En plenas fiestas carnavalescas el PRI designó a sus precandidatos y con ello movió a que los demás partidos hicieran lo propio, aprovechando en algunos municipios la inconformidad generada por las nominaciones priístas que mostraron muy bajo poder de concertación por parte de su dirigencia estatal. Pero otro detalle a puntualizar es que ese reciclaje político de aspirantes de un color y que luego abanderan otro, lleva a la pregunta de ¿a qué juegan los partidos políticos? ¿La ideología de partido dónde queda si da lo mismo vestir una camiseta que otra? Y seamos sinceros…, lo que mueve los resortes de cada aspirante a un puesto de elección popular, mayormente no es el deseo de servir al pueblo, habrá quienes sí tengan esa noble aspiración de hacer algo por mejorar la comunidad y las condiciones sociales en las que se ha vivido. Los hay pero lamentablemente son los menos y si acaso logran ganar, sus voces son acalladas por la mayoría que los engulle. De los demás, podemos dividirlos en dos grandes grupos: en el primero aquellos que buscan llegar porque el ejercicio del poder es embriagador, el sentirse todo poderosos y estar por encima de todo y de todos; en el segundo grupo tenemos a quienes su móvil es económico, no necesariamente porque busquen enriquecerse dándole su mordida al presupuesto o aprovechando posiciones políticas para favorecer negocios particulares. En realidad los motivos económicos para muchos de quienes son nominados, son más simples y de menor esfuerzo; únicamente pretenden tener un buen sueldo y cargar sus gastos al presupuesto. Con ello se sentirán en la gloria, porque además conlleva un halo de “invulnerabilidad” durante su encargo. Con ello hablamos de nombres que surgen en las nominaciones, que no han hecho nada o han permanecido con bajo perfil, pero son muy necesarios para armar una comparsa bonita, ruidosa que sirva para legitimar a quien esté a la cabeza, personaje que después brincará a otra posición mientras quienes integraron sus planillas caerán en el olvido o regresarán a esos sitios discretos de donde los sacaron, pero ahora con el galardón de haber sido algo, aunque en realidad nada hayan hecho. Esa presencia de personajes grises, en torno a otros marcados para liderarlos, acrecienta la desconfianza ciudadana en sus institutos políticos, lleva a la burla, a la indignación y en el mejor de los casos, a suspirar en espera de que a la próxima haya una mejor oferta. Ya el PRI no está en la época de poder darse en lujo de lanzar a quien la dirigencia desee favorecer, con la confianza de que ganaría. Ya no son una aplanadora. Desde 1988 el PAN les ha ganado Mérida, cuando Ana Rosa Payán, contra todo pronóstico, venció en elecciones al abanderado priísta Gaspar Gómez Chacón, quien llevó como compañero de fórmula al líder sindical Pedro Oxté Conrado. Aquella contienda fue por la diputación federal, dos años después  la misma candidata venció a otro ex alcalde (Herbé Rodríguez Abraham) y llegó a la alcaldía de Mérida en el periodo 91-93 (1 de enero de 1991 al 31 de diciembre de 1993). Mérida ha estado en manos del PAN desde entonces, con un breve lapso administrado por el PRI; actualmente no gobiernan a la...

read more

LA VISIÓN DE CARONTE

Posted by on Ene 16, 2018 in LA VISIÓN DE CARONTE | Comentarios desactivados en LA VISIÓN DE CARONTE

LA VISIÓN DE CARONTE ¿Socialismo en México? Por Miguel II Hernández Madero   Quienes claman por un régimen socialista en México no saben que durante varias décadas el país ha sido dirigido por un partido que es parte de la corriente socialista, cuando menos en sus estatutos Algunas personas recordarán que existió en el país el Partido Social Demócrata (PSD) pero no hablamos de ese partido. Así es, siendo más precisos el PRI es socialdemócrata, tal como marcan sus estatutos ratificados en la última asamblea nacional ordinaria. Incluso, junto con el PRD forma parte de la Internacional Socialista. Esto implica que en México, dos de los partidos que gobiernan a buena parte de la población, son socialistas, pero hay un problema: la mayoría de sus dirigentes y afiliados no lo saben o si lo han escuchado, no entienden lo que significa ese término de “socialdemocracia”. En estos tiempos electorales más allá de ideologías, el máximo imperativo es acceder al poder para ejercerlo plenamente.   ¿Qué es la social democracia? Sin intención de dar explicaciones largas y cansadas, en términos generales la socialdemocracia tiene como meta lograr la justicia social y el logro de condiciones de crecimiento y desarrollo para la población en general. Como resultado de ello se habla de autosuficiencia y mejores condiciones de vida, en vez de sectores desprotegidos, miseria y sociedad polarizada. Pero vemos que en vez de ser un ejercicio en busca del bien común, el enfoque es ejercer el poder ´por el poder mismo, reinventando el país y Yucatán, en nuestro caso, cada seis años, como fruto de interpretaciones personales, caprichos o improvisaciones, confiando en que todo se resolverá o nadie se va a dar cuenta si algo sale mal, encubierto por discursos populistas o mensajes fáciles, dándole a la gente lo que quiere escuchar. Así vemos que es más fácil manejar discursos con soluciones simplistas a problemas complejos, que no resuelven nada de manera definitiva y mantendrán las condiciones precarias de la mayor parte de la sociedad, para conservar su dependencia hacia programas asistenciales. Ese tipo de discursos lo tendremos nuevamente en un bombardeo constante durante los próximos meses por las precampañas y campañas. Todos sacarán sus palabras más lisonjeras para agradar el oído del público elector o para señalarle enemigos culpables de la difícil situación en la que se encuentran. Habrá quienes incluso hablen de las bondades de un gobierno con enfoque social, pero sin prestar atención que la Ciudad de México es gobernada desde finales del siglo pasado por un partido socialista y que otro, socialdemócrata, ha gobernado el país desde hace varias décadas. Definitivamente no se trata de siglas o discursos, la respuesta está en una verdadera definición ideológica de los políticos en turno, dejando atrás esos cambios de camiseta que sólo evidencia falta de compromiso. Y por último, en la entidad los aspirantes priístas a candidatos a alcaldes tuvieron o tendrán que presentar un examen de conocimientos de su instituto político; de entre todos ellos ¿cuántos sabrán que pertenecen a un partido socialdemócrata? ¿Cuántos entenderán qué significa eso? Ojalá que entre tanto aspirante a un puesto de elección popular, este 2018 haya alguno que tenga ideas claras, vocación de servicio y capacidad plena para el encargo al que aspira…, perdón no puedo seguir; ya me ganó la risa- Hasta la...

read more

LA VISIÓN DE CARONTE

Posted by on Ene 8, 2018 in LA VISIÓN DE CARONTE | Comentarios desactivados en LA VISIÓN DE CARONTE

LA VISIÓN DE CARONTE Una caballada muy, muy flaca… Por Miguel II Hernández Madero   Inicia 2018 y la cargada  no acaba de concretarse, la caballada está flaca y es muy grande la probabilidad de que el próximo sexenio Yucatán sea administrado por un partido diferente al actual. En los viejos tiempos del PRI decir que “la caballada está flaca”, era una referencia a que los aspirantes no estaban a la altura de las circunstancias, pero no había problema porque se trataba de una época dorada para los tricolores caracterizada por ser una aplanadora sin oposición al frente, pues únicamente servía para cubrir las formas electorales. Hoy los tiempos han cambiado y ya no son la fuerza política que podía garantizar el llamado “carro completo”. En algunas ocasiones se trata de una oposición surgida por la división generada por su propio esquema de selección interna de candidatos. Son varios los casos donde ex priístas han sido postulados por otros partidos y ganan la alcaldía. En ocasiones la militancia priísta ha mostrado su inconformidad votando en contra de su propio candidato, muchas veces en forma de un “voto dividido”  (recuerden el caso de Mérida hace seis años). Estos ejemplos hubiesen sido impensables hace una generación cuando el PRI parecía imbatible, pero poco a poco el cambio generacional llevó a otras formas de pensar y ese instituto político coqueteó con el cambio tras sufrir dolorosas derrotas para ellos. Pero ese cambio quedó en una buena intención, cuando menos en Yucatán pues vemos como se trata de vivir en un esquema político, propio de los años setentas y ochentas, cuando todo se manejaba para proyectar una imagen maravillosa, negando la realidad social y lanzando a diestra y siniestra lisonjas, halagos y evaluaciones positivas que pueden ser divertidas para unos, pero motivo de enojo para otros. En esta ocasión tanto el PRI como el PAN ya tienen a sus abanderados, pero mientras los blanquiazules, con todo y sus discusiones están aparentando un frente unido en Mérida para de ahí lanzarse con todo al interior del estado, los tricolores siguen esperando que la “cargada” se haga patente y se enfilen a convencer primero a sus militantes y después al resto de los ciudadanos. Y ahí es donde surge el problema: no hay cargada, la caballada está flaca, el panorama es difícil, máxime que hasta este lunes los priístas aún no tienen la convocatoria para su proceso de selección interna de candidatos a presidentes municipales y para legisladores. Quizá la táctica sea esperar a lo último para evitar que  se vayan a otros partidos los aspirantes que no hayan sido seleccionados, pero eso no es muy efectivo, porque siempre podrán influir de una u otra forma en las elecciones de julio próximo. Pero sumemos esto a que tras años de promoción de imagen a través de la Secretaría de Desarrollo Social, la presencia del candidato priista en los municipios no tiene el arraigo que ellos desearían y en Mérida, que tiene más del 50 por ciento de los votantes, el voto duro del PAN favorece a su candidato, sea quien sea que pongan, en este caso Mauricio Vila. Pero hay otro factor en juego: los demás aspirantes que se quedaron en un suspiro. Ellos por “disciplina partidista”, harán declaraciones de unidad, pero sus simpatizantes no y tendrán la...

read more

LA VISIÓN DE CARONTE

Posted by on Dic 19, 2017 in LA VISIÓN DE CARONTE | Comentarios desactivados en LA VISIÓN DE CARONTE

LA VISIÓN DE CARONTE ¿Llegará la cargada? Por Miguel II Hernández Madero   “Una mentira repetida adecuadamente mil veces, se convierte en realidad” Joseph Goebbels Para los priístas terminó la incertidumbre sobre quien será su abanderado a la gubernatura, pero esto lejos de llevarles la calma, sembró más intranquilidad en quienes aún pugnan por obtener la nominación para las alcaldías y diputaciones, pero además dejó mucha inquietud en el ciudadano común, a quien se le está bombardeando con la imagen del virtual candidato del PRI, para legitimar su designación y “sembrar la confianza ciudadana”. Cierto que hubo quienes le apostaron por diversas razones a Mauricio Sahuí Rivero desde un principio, pero fueron los menos. Los demás se han ido sumando desde el instante cuando se hizo oficial su precandidatura (precandidato único= candidato, pero no necesariamente Gobernador). Algunos de esos “Sahuistas”, de reluciente cuño no han escatimado las lisonjas, mientras que otros más sinceros consigo mismos han señalado que les conviene que gane el PRI con el candidato que sea, porque si llega la oposición nuevamente, vivirán tiempos difíciles al quedar excluidos del presupuesto. ¿Es esto válido? Eso ya es cosa de conciencia, pero es interesante analizar que se trata de un candidato que lleva diez años aspirando, primero a la alcaldía, después al Gobierno del Estado y ha sido relegado por otras opciones (Angélica Araujo, Nerio Torres, Rolando Zapata) y en cambio ha ocupado sendas curules tanto estatal, como federal. Recordemos que su primer puesto público fue en la Dirección del Transporte Estatal y de ahí pasó al partido. Pero no se trata de quitarle méritos, alegando si es hechura o no de la “generación Ivónnica”, a la que pertenecen los políticos que fueron llamados por la entonces gobernadora, para desempeñar sus primeros cargos dentro de la función pública. Los hombres y mujeres no pueden sustraerse de su historia, pero sí son fruto de sus decisiones personales y prueban su valía en qué tanto han hecho o dejado de hacer. Y aquí es donde empieza lo curioso. En redes sociales se ha saturado la imagen del precandidato, exponiendo sus méritos como docente, como servidor público y muchas cosas más, que llena varios segundos y varias líneas, pero no termina de convencer porque en realidad nada dice. Es como si se tratara de convencer a los militantes del PRI y a los ciudadanos en general, que en realidad fue la mejor opción, que no había nadie más preparado ni más conocedor de las condiciones del estado y este es el momento cuando Yucatán lo necesita. Esto es simple y llana propaganda, como decía Joseph Goebbels  el estratega mediático de Hitler, una mentira dicha mil veces se convierte en realidad. Él lo puso en práctica y logró enajenar a toda una nación, pero en la misma frase, puesta al principio de la columna, hay una palabra clave: “adecuadamente”, esto implica que sí se hace cuando las circunstancias no lo ameritan, o no se toma en cuenta las condiciones del segmento poblacional al que se dirige, entonces genera el repudio, el rechazo y el descrédito. ¿Qué es lo que sigue en este juego de nominaciones sorpresas? El PRI podría estar preparando el camino para un gobierno “de continuidad” (o sea nada va a cambiar), o estará dirigiéndose a una derrota dolorosa si no se...

read more

LA VISIÓN DE CARONTE

Posted by on Dic 6, 2017 in LA VISIÓN DE CARONTE | Comentarios desactivados en LA VISIÓN DE CARONTE

LA VISIÓN DE CARONTE La cargada de los últimos instantes Por Miguel II Hernández Madero   La cargada se ha incrementado en los días previos a la nominación del precandidato del PRI al Gobierno del Estado de Yucatán, con varios aspirantes, algunos desde hace años y otros que lo tienen como una obsesión por considerarlo un “derecho de sangre” o linaje. Pero hablemos de la cargada…, esa actitud que convierte de inmediato a todos, en seguidores del nuevo ungido o de quien  piensan que “será el bueno”. Dados a lo lisonja fácil, a exponer las virtudes de su preferido, caen en exceso de calificativos, que sorprenden, no sólo por las cosas que dicen, sino porque los mismos personajes políticos se la creen y peor aún: piensan que la gente común se lo va a creer. Ya pasaron los tiempos cuando los ciudadanos guardaban silencio y hasta algunos creían lo que escuchaban sobre los aspirantes y los candidatos, a quienes se pintaban como salvadores, mesiánicos, hombres y mujeres llenos de virtudes, etc., que además en su discurso decían lo que la gente deseaba escuchar, pero ni se comprometían a resolver las cosas, mucho menos proponían como hacerlo. Y digo ya pasaron esos tiempos de silencio, porque ahora la gente reacciona con burla, indignación y rechazo. No basta decir “es necesario acabar con la pobreza y el rezago educativo”, si no se tiene una idea clara y factible de cómo lograrlo; para la mayoría de los políticos lo importante es que la gente se sienta identificada, no les importa tener en realidad un proyecto social. Total, una vez emitido el voto, éste no se puede cancelar, terminarán su periodo sin ningún problema y habrá una nueva cargada. ¿Qué es lo vemos actualmente? Ocurrió el linchamiento virtual sobre la imagen de Mauricio Sahuí y que ha bajado la cabeza; Pablo Gamboa, por derecho de sangre y por linaje insiste en ser gobernador ahora e incluso hay grupos que promueven su imagen a través de encuestas y material impreso ponderando sus méritos para serlo; Víctor Caballero realiza sus reuniones con el magisterio básicamente, buscando mostrar músculo; y Jorge Carlos Ramírez desde su puesto como presidente de la Cámara de Diputados, mantiene en jaque a todos y recorre colonias y comunidades del estado. ¿Hay más aspirantes? ¡Sí! Sin dudarlo la respuesta es sí, pero una cosa es aspirar y otra muy distinta lograrlo, hay mucha distancia. Mientras llega la designación del candidato, vemos publicaciones en las redes sociales, destacando a tal o cual candidato, en un desgaste continuo de su imagen, con pocas propuestas, muchas alabanzas y pocas realidades. En estos últimos momentos, previos al “destape” en Yucatán, vemos cómo se incrementan dentro del PRI esa lluvia de melcocha para endulzar la imagen de algunos, pero cuando se conozca el nombre del próximo precandidato y virtual abanderado del tricolor, veremos también qué TODOS se darán cuenta de sus virtudes, de su talento nato, capacidad de negociación y futuro de éxitos para el estado… Ese despertar se deberá a una cosa: ya será el ungido por “el gran elector” y eso bastará para abrirle los ojos a quienes hasta lo rechazaban. Total, los políticos tienden a creer a quienes les hablan bonito al oído cuando ya pierden el piso. Esperemos que en Yucatán quien llegue, sea quien...

read more

LA VISIÓN DE CARONTE

Posted by on Nov 28, 2017 in LA VISIÓN DE CARONTE | Comentarios desactivados en LA VISIÓN DE CARONTE

LA VISIÓN DE CARONTE La cuenta larga… Por Miguel II Hernández Madero   Cada seis años hay un renovar de esperanzas en millones de mexicanos descendientes de una revolución revivida y traicionada, recordada y olvidada. Pero cada aspirante a llegar a Palacio Nacional sigue reviviendo los recuerdos de esa Revolución tan lejana, que bautizó con sangre el nacimiento de un México contemporáneo de justicia social, pero que en realidad ha sido sacrificado una y otra vez. En Yucatán no hubo una lucha armada en 1910, pero sí se vivió desde décadas antes con la Guerra de Castas y años después llegó la guerra en el periodo constitucionalista, con hondas huellas que dejaron cicatrices y recuerdos imborrables en la sociedad costumbrista que fue sacudida para forzarla a cambiar. ¿Se logró ese cambio? Los discursos políticos dicen que sí. Son recurrentes los nombres de Salvador Alvarado y Felipe Carrillo Puerto, cuando se quiere hablar de justicia social en la entidad. Cierto, fueron artífices de cambios en su momento pero las cifras actuales nos indican que no somos el estado próspero, ni la tierra donde los sueños de hacen realidad; bueno, al menos no para todos, sólo para unos cuantos. Las cifras oficiales en lo que va de este siglo XXI nos dicen algo muy diferente. Vemos que la prosperidad es cosa de discursos y palabras bonitas. Según datos oficiales  y usando números cerrados, Yucatán tiene dos millones de habitantes y de esos, un millón 25 mil viven con ingresos por debajo de los índices de bienestar, expresión muy bonita para señalar que se sobrevive en medio de carencias. De esta cifra, casi un millón, en realidad poco más de 900 mil habitantes de Yucatán vive en la pobreza, según los datos oficiales de 2016. Se debe reconocer que la cifra de pobres ha disminuido en 50 mil desde 2010 a la fecha, pero se mantienen similares las cifras en cuanto a cuánto gana un yucateco en promedio. Esto puede significar muchas cosas, pero difícilmente podría representar el éxito de políticas públicas encaminadas al bienestar general, pues lo que se ha estado implementando son Programas Asistenciales que únicamente solucionan los problemas inmediatos, de manera temporal, no enfocados a resolver la situación de forma permanente, ni mucho menos a permitir que la gente genere sus propios recursos para adquirir los productos que cubran las necesidades básicas. Es un triste panorama visto sin el maquillaje de una falsa prosperidad y sería entendible esta situación si Yucatán no tuviera recurso alguno, pero en realidad tenemos litorales, atractivos turísticos (que son más promovidos por Cancún, en el vecino estado), tierras cultivables, agua a pocos metros de la superficie; habría que preguntarse qué es lo falta para aprovechar la situación geográfica privilegiada de la entidad. Tenemos encima la designación de candidatos a diversos puestos de elección popular. Algunos llevan esperando desde procesos anteriores, otros buscan un ascenso meteórico pero sea quien sea quien llegue, lo hará con todo un grupo de allegados entre quienes ojalá haya personas capacitadas que puedan “con el paquete” y no nos topemos con funcionarios improvisados, preocupados por la quincena, llenos de soberbia e ignorantes de cuál es la función que deben desempeñar. Total, el trabajo lo seguirán haciendo los subordinados. Ojalá veamos algo diferente en esta ocasión…, ojalá. Hasta la...

read more

LA VISIÓN DE CARONTE

Posted by on Nov 21, 2017 in LA VISIÓN DE CARONTE | Comentarios desactivados en LA VISIÓN DE CARONTE

LA VISIÓN DE CARONTE El negocio electoral Por Miguel II Hernández Madero     La crisis y la pobreza son un estupendo negocio electoral y México no es la excepción, como veremos una vez más en el proceso electoral del próximo año, cuando las promesas de campaña halaguen el oído del ciudadano desesperado y que espera que cambie radicalmente una situación que llevó décadas en crearse. Reconocer que existe desempleo y marginación y que cada vez hay más pobres, no es la solución. Detectar que existe un enorme rezago educativo y que los modelos aplicados no preparan a los profesionales que requiere el México del siglo XXI tampoco es la respuesta, porque todo se quiere resolver con programas de apoyo, diseñados para cubrir el sexenio. Así es: México se reinventa cada seis años, cuando cambia la administración. ¿Afecta esto a Yucatán? Definitivamente sí, al igual que a todas las entidades del país, en mayor o menor medida. En México los apoyos a la producción consisten en que te  regalen una cubeta o un machete, o una computadora portátil que luego termina empeñada o mal vendida, sin resolver la angustia de la madre que se levanta por las mañanas pensando qué van a comer los hijos, cómo harán para los pasajes de camión, o a quien tendrán que sacar de la escuela, porque no alcanza para que todos estudien. El próximo año habrá elecciones y en unas semanas se definirán en Yucatán las candidaturas. Los aspirantes están recurriendo a sus mejores poses y sonrisas de fotografía para persuadir que son la mejor opción para su partido político y que podrán convencer a los ciudadanos para que voten por ellos. Claro está, eso si lo que buscan es ganar, porque tenemos partidos que son mera comparsa del proceso y únicamente participan por interés de sus directivas para seguir medrando del erario. Pero somos un estado maravilloso, la tierra de las oportunidades, el estado más seguro en un país rico…, con gente pobre. Debemos reconocer que cada vez se generan más empleos, pero con salarios bajos, en una economía donde el poder adquisitivo se pierde cada vez más por una escalada de precios sin medida. ¿La solución? Sería conveniente crear proyectos y políticas públicas que permitan robustecer la actividad económica. Que haya trabajo bien pagado, que los apoyos al campo en realidad generen la producción y no sean a fondo perdido, que al pobre no le resulte caro usar los servicios bancarios ni que los empleados vean como mes a mes el banco mete mano a su cuenta de nómina, cobrando comisiones por un dinero que es en sí del propio trabajador; en fin, tenemos todo un infierno de condiciones que parecen cebarse cada vez más en la clase media trabajadora, en la población rural y en los pobres, con golpes demoledores que disminuyen un poco en tiempos preelectorales, para mantener viva una esperanza de cambio. Con esto a nadie debe extrañar el avance de políticos que aprovechan esa inconformidad social para ganar terreno con declaraciones populistas, que no solucionarán nada, porque no son factibles de realizarse, sólo son promesas vacías, para halagar diciendo lo que se quiere oír. Preparémonos para el marketing electoral que viene; veamos cómo se continúa con el negocio. Hasta la...

read more